Comprobar los números de la lotería, ver que ha tocado el premio gordo, gritar, brincar, reír, abrazar, abrir una botella de champán, ir al banco y comprar, gastar, derrochar e invertir. Todo en uno. Antes de que puedan asumirlo, a los ganadores de la lotería les ha cambiado la vida, pero, ¿en qué se gastan el dinero?

Un estudio publicado estos días en el Reino Unido, basado en el seguimiento de algunos de los últimos 3.000 millonarios gracias a la Lotería Nacional de aquel país, permite hacernos una idea de cuáles son los hábitos de aquellos que han encontrado la mejor manera de conseguir dinero rápido, dinero ya, contante y sonante, y listo para gastar.

Para empezar, el gran mito: lo primero que hacen los ganadores de la lotería es ir a la oficina, cantarle las cuarenta al jefe, decirle todo aquello que han callado durante años y marcharse dando un portazo. Algo de esto hay.

Según el estudio, realizado por los expertos de Oxford Economics y publicado por el diario británico Daily Mail, el 80 por cierto de aquellos a los que les ha tocado más de un millón de dólares en premios ha dejado de trabajar, pero uno de cada cinco sigue haciéndolo.

Dónde van de vacaciones los millonarios
¿Y qué se compran los millonarios? En la lista hay todo tipo de caprichos, pero posiblemente menos de lo que uno se puede esperar. Uno de cada tres, por ejemplo, se compra un jacuzzi y se lo instala, preferentemente en su nueva casa, quizás como signo más palpable de ostentación. Un porcentaje similar, sin embargo, se resiste a derrochar durante las vacaciones, y sigue sin pisar un hotel de cinco estrellas.

Junto a esto, los gastos más generales son casas nuevas, vehículos de alta gama e incluso caravanas (uno de cada diez). Algunos ejemplos: los ganadores han comprado 7.958 viviendas con su dinero en efectivo, con una media de 2,7 propiedades de cada uno. También han pagado las hipotecas a 3.700 amigos y familiares. El 80% de los receptores del premio gordo se compró una casa, el 22% se instaló su propio salón de juegos y el 25% se rodeó el hogar de vallas eléctricas.

Además, el 15% puso en marcha su propio negocio (3.000 nuevos empleos en total). En cuanto a los coches, Audi y Range Rover son las preferidas de los nuevos millonarios, mientras que el Caribe, Dubai y Canarias son los lugares más habituales que eligen para gastar el dinero.

Un tercio hace voluntariado social
Pero quizás el dato más curioso de todos es que uno de cada tres ganadores del premio gordo devuelven una parte de su suerte a la sociedad realizando trabajos de voluntariado social.

Según los datos del informe, de los 8,5 billones de libras que han ganado los 3.000 millonarios de la lotería británica se han gastado 4,74 billones y se han invertido o ahorrado los 3,74 billones restantes para lo que pueda venir. Es decir, los afortunados serán más o menos caprichosos, pero gastan más de lo que ahorran.

Los ganadores de la lotería, máquinas de crear empleo
Según los expertos de Oxford Economics, el 98% del gasto se quedó en el Reino Unido, y con él se han creado una media de seis empleos por cada ganador, a tiempo completo y durante un año. En total, se han aportado 750 millones de libras para la producción económica del país y otros 500 para el Tesoro público.

Y no sólo eso: los regalos que han hecho a familiares y amigos han añadido otros 3.780 millonarios a la lista, lo que demuestra, según los autores del informe, que los beneficios que genera un premio de la lotería “se extienden a muchas más personas de las que esperábamos”.

Visto aquí.

8 octubre, 2017

Misterio revelado: así se gastan el dinero los ganadores de la lotería

Comprobar los números de la lotería, ver que ha tocado el premio gordo, gritar, brincar, reír, abrazar, abrir una botella de champán, ir al banco y […]